São Paulo de la A a la Z
10 mayo 2010 – 8:59 am | No Comment

São Paulo de la A a la Z es un recorrido por todo lo relacionado con São Paulo que ha sido publicado ya en el blog, ordenado alfabéticamente y por temas para facilitar su consulta.
A …

Read the full story »
lugares

Los lugares más interesantes de la ciudad de São Paulo.

transporte

Cómo llegar a São Paulo y cómo moverse por la ciudad.

excursiones

De la playa a las montañas, ideas para excursiones.

acontecimientos

Del carnaval a la F1, todos los grandes acontecimientos.

información práctica

Alojamiento, clima, compras, dinero, seguridad.

excursiones »

extenso relato de un viaje a Ubatuba
4 abril 2014 – 7:47 am | One Comment


Foto: Bahía de Ubatumirim

Pablo y su familia, que son lectores tanto de este blog como de De viaje a Brasil, nos ofrecen el lujo de contar hoy con un extenso relato de su viaje a Ubatuba. Las fotos que ilustran el relato también son de Pablo. ¡Muchas gracias!

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Vacaciones en UBATUBA – São Paulo

Aclaraciones previas

En esta nueva reseña de viaje intentaremos reflejar gran parte de nuestra experiencia por este destino de Brasil, en el Estado de São Paulo, como forma de retribución a la invalorable colaboración que recibimos a diario por parte de Tony y del resto de los lectores del maravilloso Blog De Viaje a Brasil.

En este sentido, el relato lo hemos confeccionado, diagramado y organizado en base a los “tips o dicas” que consideramos han sido objeto de consulta recurrente por parte de aquellos que han pretendido viajar a Ubatuba.

Fecha del viaje: 14/02/2013 al 25/02/2013
Modalidad de presupuesto: “moderado”.
Edades de los viajeros: pareja joven, adulto mayor y un niño de 2 años (4 personas).
Destino del Viaje: Ubatuba – São Paulo

Llegada al Aeropuerto Guarulhos desde Montevideo

Para llegar hasta Ubatuba volamos desde Carrasco hacia Aeropuerto de Guarulhos en São Paulo en vuelo de la compañía TAM.

Compramos nuestros pasajes a São Paulo a través del sitio Web Despegar.com

Pagamos un total de USD 1.444, impuestos y tasas incluidas, por los vuelos que fueron directos (sin escalas) tanto a la ida como a la vuelta.

Traslado desde Aeropuerto Guarulhos a Ubatuba

Venta de boletos en Aeropuerto

Luego de efectuar los trámites en Inmigraciones, salimos del Aeropuerto en busca del local de venta de boletos de la empresa “Pássaro Marron”, que es la que va hacia el litoral del Estado de São Paulo.

El local está ubicado a la izquierda saliendo desde el sector Arribos del Aeropuerto (en la Terminal Nº 2) y el bus “Pássaro Marron” tiene parada frente a dicho local.

Sacamos boleto en el bus que iba hacia Caraguatatuba vía São José dos Campos.
El costo del boleto fue de 40,11 reales cada uno. Los buses son cómodos, y tienen aire acondicionado.

Salimos de Guarulhos a las 16.30 hs. El bus demora poco menos de 2 horas en llegar a la Terminal de São José dos Campos. Allí es posible descender del bus y hacer uso de los servicios de la Terminal. Luego de permanecer un par de minutos allí el bus retoma el viaje hacia Caraguatatuba. Tardamos en llegar a destino 1 hora 40 minutos.

Llegamos a la Terminal de Caraguatatuba, y por suerte inmediatamente hicimos combinación con un bus que iba hacia Ubatuba.
El bus que conecta Caraguatatuba con Ubatuba es más pequeño que el “Pássaro Marron” y en él viaja mucha gente, por lo que el confort en este caso se ve reducido. Es el típico bus brasilero comúnmente denominado “interpraias”. Pagamos el boleto a 6,20 reales cada uno.

Este bus va parando en cada una de las playas que hay en el camino. Nosotros descendimos en Praia do Lázaro, luego de viajar por aproximadamente una hora desde Caraguatatuba. El destino final del bus es la Terminal que está en el centro de Ubatuba.


Foto: Praia do Lázaro

Alojamiento en Ubatuba – Praia do Lázaro

Desde Uruguay habíamos reservado nuestro alojamiento en Praia do Lázaro en “Recanto Vizinho do Mar”.

Dimos con el lugar, como de costumbre, “buceando en Internet”.

“Recanto Vizinho do Mar”, ubicado casi al final de la rúa Jaboticabeira, es un condominio conformado por 11 apartamentos del tipo “kitchenette”, que tiene página Web, y fue a través de ella que contactamos a su dueña, la nipona Cecilia Takamitsu.

Luego de consultar disponibilidad y precios a diversas posadas, condominios y apartamentos ubicados en Lázaro nos decidimos por el condominio de Cecilia por un tema de precio, ubicación y porque era el único lugar en donde, además de los utensilios de cocina, nos ofrecían ropa de cama y baño.

Sumado a todo esto para efectuar la reserva no tuvimos que pagar nada por adelantado; sólo debimos confirmar a Cecilia que íbamos a viajar y que habíamos decidido alojarnos allí

Pagamos la diaria a 110 reales más una tasa de limpieza del apartamento de 30 reales.

Nos alojamos allí durante 8 noches, pagando por tanto 910 reales.

El apartamento que nos ofreció Cecilia tenía, en la planta baja, una cocina (con utensilios incluidos), heladera, TV por cable, una mesa con sillas, baño, cama tipo marinera, y un pequeño balcón desde el cual se apreciaba parte de Praia do Lázaro. En la planta alta tenía un dormitorio, con una cama matrimonial y una cama de soltero, mesa de luz y ventana con vista al mar. En cada planta había un ventilador de techo.

El condominio también cuenta con estacionamiento, churrasquera y piscina que obviamente pueden ser utilizadas por los huéspedes.

Para nuestras pretensiones de alojamiento y el precio que pagamos por él, consideramos que el apartamento estaba correcto.

Más aún si tenemos en cuenta que en el precio del alojamiento venían incluidos “los servicios” de Claudemir.

Claudemir, oriundo de Minas Gerais, es el casero del condominio. Vive en uno de los apartamentos del condominio junto a su “enamorada”, y son quienes se dedican a la limpieza, mantenimiento y apoyo a los huéspedes.

Este simpático personaje que conocimos fue uno de los puntos altos de nuestro viaje. Siempre atento a nuestros pedidos, a darnos sugerencias de viaje y predispuesto desinteresadamente a solucionar todas nuestras necesidades.


Foto: Praia da Fazenda

Alojamiento en Ubatuba – Praia Grande

Por un tema de disponibilidad en “Recanto” teníamos que conseguir alojamiento para nuestras últimas 3 noches en Ubatuba. Decidimos viajar sin reserva para eso días y buscar alojamiento durante nuestra estadía allí.

Consultamos a Claudemir al respecto y nos consiguió, rápidamente, en un edificio de apartamentos llamado “Recanto do Rosário”, ubicado en Praia Grande, en la Rúa Fragata Nº 78, a 50 metros de la playa.

Pagamos 300 reales por 3 noches en un apartamento de 1 dormitorio, con cocina equipada, baño, sofá cama, armario, con una mesa y sillas.

El apartamento era más pequeño y estaba un poco más descuidado que el kitchenette en Lázaro pero por el precio, la excelente ubicación y las pocas noches que teníamos que dormir allí, sumado a que no queríamos salir a buscar otras opciones (que hay muchas y variadas) aceptamos quedarnos en ese lugar.

Más allá de nuestra decisión es bueno aclarar que en caso de volver a Ubatuba, y de alojarnos en Praia Grande, no volveríamos a quedarnos en este lugar.

Transporte en Ubatuba

Para poder recorrer Ubatuba en toda su extensión consideramos que el tema del transporte es un ítem a analizar con detenimiento.

Nosotros partimos hacia allí con la idea definida de alquilar un auto por dos sencillas razones.
La primera y fundamental era que viajábamos con un niño pequeño. La segunda, sumamente vinculada a la primera, porque el acceso a las playas del Norte (para nosotros las más bonitas, tranquilas y agrestes, y por tanto las que queríamos conocer) era más dificultoso si optábamos por ir en bus.

Cabe aclarar que los buses te acercan a todas las playas, incluidas las del Norte, pero las frecuencias hacia esas playas son pocas y para quienes se alojan en lugares de Ubatuba distintos al Centro, como en nuestro caso, es necesario tomar dos buses, uno hasta el Centro y otro hacia el Norte.

Sumado al tiempo que uno “pierde” arriba de los buses, la gran mayoría de las playas del Norte se encuentran lejos de la ruto Río – Santos, por lo que en caso de ir en bus, luego de descender se debe caminar bastante desde la ruta hasta la playa.

Ya habíamos contactado a una empresa arrendadora de autos local que estaba ubicada en el Centro de Ubatuba, que incluso nos había dado la cotización del coche, pero Claudemir, al enterarse que pretendíamos alquilar uno, contactó a un amigo suyo para ofrecerle la posibilidad de que nos alquilase su auto.

Luego de charlar del tema con su amigo, un joven llamado Rodrigo, cerramos trato por el alquiler de su coche en ¡500 reales!

Tomamos el auto (un FIAT Uno Evo, 4 puertas, con aire acondicionado) en la madrugada del sábado 16 (momento en el cual hicimos el trato) en Praia do Lázaro y lo entregamos el día domingo 24 luego del mediodía en Praia Grande. Por tanto el alquiler de 500 reales fue por más de 8 días y tenía incluido el plus de que Rodrigo nos llevaría hasta el Aeropuerto de Guarulhos el día de nuestro regreso. ¡Una verdadera ganga!

De “yapa” tuvimos la fortuna de que el auto, al estar empadronado en Ubatuba, no pagaba estacionamiento en ningún lugar que fuera tarifado.

Arreglamos pagar 250 reales al tomar el auto y el resto cuando Rodrigo nos dejara en Guarulhos.

Como viajábamos con nuestro hijo era necesario contar con una silla para niños que el auto no tenía. Le pregunté a Claudemir dónde podíamos alquilar una silla y ¡santo remedio! nos consiguió, de inmediato, una que pidió prestada a su cuñada.

Conducir por la ruta Río – Santos

Conducir por esta carretera es un verdadero placer. Las excelentes vistas y panorámicas se suceden unas tras otras, en medio de una vegetación exuberante, de muchas subidas y bajadas.

No en vano muchos que conocen este tramo del litoral de Brasil no dudan en catalogarlo como uno de los más bellos del país.

La ruta en su mayor parte (al menos en el tramo Vermelha do Sul – Paraty, que fue el que recorrimos) está en muy buen estado. No obstante tiene muchísimas curvas por lo que es primordial conducir con mucha prudencia y a velocidades moderadas.

Al respecto, en las proximidades de las zonas urbanas (Centro, Itaguá, Perequé Mirim, Enseada, Toninhas, etc.) hay radares que controlan la velocidad de los coches. No se debe pasar por frente de ellos a más de 30 Km. por hora, de lo contrario se es pasible de tomar una multa.

También hay muchas lomadas que no permiten que se conduzca rápido.

Por lo tanto el tiempo que se tarda para ir de un lugar a otro, independientemente de la distancia, se ve incrementado por todos estos factores (sumamente necesarios por cierto) que impiden conducir a altas velocidades.

Ya más al Norte de Ubatuba comienzan a “desaparecer” los radares, y al haber menos urbanizaciones, es posible conducir a mayor velocidad.

Alimentación en Ubatuba

Dado que los dos lugares en los que nos alojamos contaban con cocina y con los utensilios necesarios para cocinar abastecíamos la heladera con productos que comprábamos en los supermercados, tanto en Lázaro o Praia Grande como en el Centro.

Algunos de los precios de supermercados eran (febrero 2013):

“Supermercado Paulista”

Leche común 1 lt. – 1.99 reales
Leche larga vida 1 lt. 2.49 reales
Leche semi descremada 1 lt. – 2.69 reales
Chocolatada Toddy 800 g. – 9.97 reales
Bebida láctea 1 lt. – 1.95 reales
Agua mineral 1 lt – 1.85 reales
Agua mineral sin gas 10 lts. – 10.90 reales
Limón 1 kg. – 1.80 reales
Naranja 1 kg. – 1.60 reales
Puré de frutas Nestlé para niño – 5.54 reales
Flan 220 g. – 3.67 reales
Helado 2 lts. – 13.25 reales
Mermelada 320 g. – 5.98 reales
Paquete 200 g. galletitas dulces – 1.19 reales
Pack de hamburguesas – 1.35 reales
Jamón 1 kg. – 26.33 reales
Sachet mayonesa – 2.39 reales
Pack Papel higiénico – 3.69 reales

“Supermercado Maktub”

Leche semi descremada 1 lt. – 2.45 reales
Bebida láctea 1 lt. – 2.19 reales
Refresco Clight 7 g. – 0.85 reales
Banana 1 kg. – 1.79 reales
Manzana 1 kg. – 4.49 reales
Pan francés 1 kg. – 6.98 reales
Pan integral 12 granos 1 kg. – 6.62 reales
Pizza 460 g. – 10.35 reales
Strogonoff 500 g. – 10.39 reales
Filete a la “parmegiana” 500 g. – 10.39 reales
Milanesas de pescado 300 g. – 6.59 reales
Requesón 220 g. – 4.09 reales
Helado 2 lts. – 14.48 reales
Galletas al agua saladas 200 g. – 1.28 reales
Galletitas dulces 165 g. – 1.99 reales
Jabón de tocador Lux – 0.89 reales

“Supermercado Conde”

Bebida láctea 1 lt. – 2.35 reales
Agua mineral sin gas 10 lts. – 10.99 reales
Refresco Clight 7 g. – 1.09 reales
Tomate 1 kg. – 5.99 reales
Banana 1 kg. – 3.17 reales
Manzana 1 kg. – 3.99 reales
Naranja 1 kg. – 1.69 reales
Nuggets de pollo 300 g. – 6.39 reales
Salchichas 1 kg. – 7.99 reales
Mermelada 230 g. – 3.99 reales
Flan (3 unidades) 220 g. – 3.29 reales
Insecticida 300 ml. – 6.99 reales
Repelente en spray 200 ml. – 18.49 reales

“Supermercado Porto Ribeira”

Leche fresca 1 lt. – 2.08 reales
Leche semi descremada 1 lt. – 2.69 reales
Aceite 250 ml – 3.44 reales
Lasaña boloñesa 650 g. – 7.95 reales
Nuggets de pollo 1 kg. – 14.80 reales
Paquete de papas pre fritas para hornear – 6.44 reales
Maní japonés 150 g. – 3.94 reales
Bizcochos de maicena 200 g. – 1.17 reales
Pan de coco 200 g. – 1.20 reales

Playas

En este capítulo del relato se describen, según nuestra experiencia, algunas de las características principales de cada una de las playas que visitamos. Las hemos ordenado por su ubicación, comenzando por las del Sur y siguiendo por las del Norte, por un tema de practicidad simplemente.

Sur

Vermelha do Sul

Playa “de tombo” con arena de un color anaranjado (de ahí el porqué de su nombre). Presenta una ribera cercada de vegetación y de lujosas casas de veraneo. El acceso se da a través del ingreso a Praia Dura en el km 68 de la BR 101.

Luego de pasar las playas Dura y Brava se ubica Vermelha do Sul.

Para llegar a la playa propiamente dicha hay que ubicar, sobre la izquierda, algunas de las muchas “entradas” que hay al final de las callecitas del condominio y luego seguir las pequeñas trilhas que nacen a partir de allí y que atraviesan la imponente vegetación del lugar.

La playa cuenta con vigilancia privada, es muy tranquila y de aguas claras y calmas y tiene una excelente vista.

Centro Sur

Praia Domingas Dias

Pequeña playa, de arenas finas arenas blancas y mar calmo y cristalino. Tiene una espléndida vegetación nativa que brinda buena sombra.

Generalmente acuden a esta tranquila y hermosa playa las personas que habitan el condominio “Pedra Verde”. Es ideal para ir con niños.

No tiene infraestructura comercial aunque sí recorren sus arenas diferentes vendedores ambulantes que ofrecen sus productos que llegan luego de recorrer Praia do Lázaro.

Es una playa dónde se percibe la tranquilidad y con una vista panorámica espectacular de la costa. Es otro de los puntos altos de Ubatuba.

Hay dos formas de acceso a Domingas Dias. Una es pasando por la entrada del condominio (en donde es necesario registrarse) y la otra es caminado desde Lázaro.

Praia do Lázaro

Playa extensa, de arenas blancas, finas y firmes, mar calmo y cristalino.

En la mayor parte de su ribera tiene buena sombra.

Con muy buena infraestructura de bares y quioscos, es muy frecuentada, sobre todo por familias y gente adulta.

Es que, precisamente por todas las características de Lázaro considero que es una playa excepcional para ir con niños o en familia.

Desde Lázaro es posible observar claramente el “Pico do Corcovado”.

Al final de la playa, sobre la derecha según se ve el mar, hay una salida que da acceso a un corto e intrincado callejón que conduce a Domingas Dias.

En tanto, sobre el extremo izquierdo, saliendo de la playa, y transitando un par de metros por la Rúa Amílton Prado, se llega a Praia da Sununga.

Sununga

Playa muy pequeña, de arenas gruesas e inclinadas, mar de color verde espectacular y con presencia de algunos cocoteros.

Son asiduos a esta playa los surfistas y los practicantes del Skimboard debido al fuerte oleaje que presentan sus aguas.

Sobre la izquierda de la playa se encuentra la famosa “Gruta que chora”.

En Sununga hay 3 quioscos que cuentan con duchas.

Se accede fácilmente desde el extremo izquierdo de Lázaro.

Centro

Grande

Playa urbana, extensa, con una amplia franja de arenas finas y oleaje apto para la práctica de surf. Es la playa más frecuentada por el público. Tiene muy buena infraestructura comercial.

A quienes les guste la tranquilidad y les moleste tener gente prácticamente encima de uno, todo el tiempo, vendedores yendo y viniendo, quioscos ambulantes, etc., mejor buscar otro destino de playa.

Tenorio

Playa pequeña de finas arenas blancas con fuerte oleaje. Es muy frecuentada dada su proximidad con el Centro y con Praia Grande. Tiene un par de quioscos.

Norte

Vermelha do Norte

A 7km del centro. De muy fácil acceso dado que se encuentra al lado de la ruta. Playa de “tombo”, arena gruesa y fuertes olas con sombra y muy linda vista. Tiene estacionamiento y duchas. Por la ruta, en sentido Norte y antes de llegar a Prainha Do Alto hay un mirador con muy buenas vistas panorámicas.

Do Alto

Es una pequeña y muy bonita playa que pasa desapercibida debido a que se encuentra prácticamente escondida entre las playas Vermelha do Norte e Itamambuca.

Yendo desde el centro hacia el Norte, luego de pasar a un lado de Vermelha do Norte la ruta Río-Santos presenta una curva empinada hacia la derecha al final de la cual está el conocido mirante de dicha playa. A partir de allí la ruta tiene otra curva, también en ascenso, hacia la izquierda, y a unos pocos cientos de metros, casi imperceptible, sobre la derecha, hay una pequeña entrada.

Ahí es el estacionamiento de Prainha do Alto que oficia de pasaje hacia la playa. El estacionamiento tiene costo pero no hay límite de tiempo para permanecer en el lugar. Nosotros pagamos 15 reales por el parking.

Una vez en el estacionamiento se desciende por una escalera de adoquines hasta llegar a una pequeña y accesible trilha, en descenso. Luego de esta ya estamos sobre la arena de la playa.

Otra forma de llegar a la playa es por medio de una trilha más complicada que “nace” unos pocos metros más adelante del estacionamiento. Cuando uno pasa por la zona es factible ver los autos aparcados al costado de la ruta, dado que para aquellos que optan llegar a la playa por medio de esta opción no es necesario pagar el estacionamiento.

La pequeña playa tiene arenas claras y aguas verdes y calmas, mucha vegetación y por tanto buena sombra. Sobra la izquierda, según se ve el mar, hay un quiosco de venta de comidas y bebidas.

Itamambuca

Itamambuca es una playa extensa de arenas claras que está ubicada dentro de una reserva ecológica y por tanto presenta una exuberante vegetación nativa.

Sus aguas claras tienen un fuerte oleaje y es por eso que es la playa surfista por excelencia de Ubatuba.

El acceso, por vía secundaria a la BR 101, se da a través de un condominio. Luego que se ingresa al mismo hay que tomar una de las tantas calles que dan acceso a la playa. Dependiendo de cuál se tome legaremos a un lugar u otro de la playa.

Sobre el lado derecha de la playa desemboca el Río Itamambuca. Apreciar el encuentro del río con el mar es una verdadera belleza.

Esta desembocadura del Río Itamambuca en el mar (aunque en realidad son dos ríos los que desembocan) forma una especie de lago enmarcado en un entorno casi mágico y paradisíaco.

En esta zona hay un quiosco de alquiler de sombrillas, mesas y sillas que también ofrece bebidas y comidas.

También se alquilan botes y kayaks para realizar travesías por las clarísimas aguas del Río Itamambuca.

Por todo esto, el lado derecho es el más concurrido de la playa.

Sin dudas es otro de los lugares que hay que conocer y disfrutar en Ubatuba.

Do Félix

Praia do Félix está a unos 16 km. del centro de Ubatuba. Circulando por la BR 101, luego de pasar Itamambuca se encuentra el Puesto de Policía Rodoviario Federal. Unos metros antes de este puesto, sobre la derecha, está la señalización que indica el ingreso al condominio de praia do Félix. Se pasa por la garita de entrada y se desciende por el morro transitando un camino asfaltado en perfectas condiciones.

Luego del descenso llegamos al estacionamiento de Félix, en dónde hay que pagar por dejar el auto aparcado. Desde allí hay que recorrer a pie unos 200 metros por un camino que se hace paso entre la vegetación abundante del lugar hasta llegar a la playa.

Do Félix tiene arenas blancas y blandas y aguas cristalinas. Aquí el mar tiene la particularidad que sobre la derecha es calmo, con muy pocas olas, en tanto sobre la izquierda es más bravo y con olas de mayor envergadura y potencia. Por esto los surfistas acaparan el margen izquierdo de Félix, mientras que las familias son habitués del lado derecho.

Es otro de los muchos puntos altos de Ubatuba y por tanto es una playa muy frecuentada por el público.

Para protegerse de los rayos del Sol no es necesario sombrilla dado que la innumerable cantidad de árboles que están presentes sobre la ribera suplen su función con creces.

Hay una gran variedad de quioscos y vendedores que ofrecen distintos tipos de comidas y bebidas, sobretodo del lado derecho de la playa. También desde esta zona salen los barcos que hacen la travesía hacia la Ilha do Prumirim.

Al final del margen derecho desemboca un pequeño río en cuyas aguas se deleitan entre chapuzón y chapuzón los niños más pequeños.

Sobre el extremo derecho de la playa, yendo por detrás del imponente costón de piedra de Félix, caminado sobre las rocas, se llega a la Prainha do Félix.

De paso es oportuno indicar que detrás del Puesto Rodoviario Federal está el mirador Belvedere. Desde allí se tiene una muy linda vista panorámica, y es posible apreciar muchas de las islas que hay en Ubatuba.

Prumirim

A 18 Km. del centro en sentido norte. El acceso es sobre la derecha (poco después de pasar el puente que está sobre la Cachoeira de Prumirim) en la entrada a un condominio.

Luego de ingresar al condominio es posible llegar a la playa por varios caminos que se encuentran en excelente estado. Al final de cada uno de ellos hay una zona de estacionamiento para autos. Una vez allí hay que realizar una trilha de muy pocos metros para llegar a la playa.

Prumirim no es muy extensa, tiene arenas gruesas, aguas cristalinas y mar agitado. Es una playa “de tombo” que no es muy frecuentada. Enfrente a ella, a menos de 1 Km. de distancia, se encuentra la bella Ilha de Prumirim.

Sobre la derecha de la playa desemboca el río Prumirim. Sobre la izquierda hay un par de quioscos detrás de los cuales se forma una linda laguna de agua dulce.

Siguiendo hacia la izquierda, luego de los quioscos, entre los costones de piedras, nace una corta trilha para la “prainha” (que puede llegar a desaparecer con la marea alta). Desde allí salen las lanchas hacia la Ilha do Prumirim.

El cruce en lancha dura unos pocos minutos. Nosotros pagamos 10 reales por persona, ida y vuelta. Es preciso coordinar con quienes realizan la travesía la hora a la cual vamos a retornar.

Ilha do Prumirim

La isla está a menos de 1 km. de la costa.

Es muy pequeña al punto de que es posible recorrerla en toda su extensión en muy pocos minutos. Tiene una vegetación nativa exuberante.

La playa de la isla tiene unas arenas doradas increíbles y aguas calmas muy cristalinas que permiten divisar pequeños peces a simple vista. El mar en las proximidades de la isla tiene un color verde estupendo.

Es un lugar ideal para practicar snorkel.

Si se busca tranquilidad, en un entorno natural maravilloso y con una panorámica visual imperdible no se puede dejar de visitar la Ilha do Prumirim. Es un excelente destino para ir con niños, en pareja o en familia.

En el medio de la isla hay un quiosco que es explotado por alguno de los escasos habitantes de la isla pero cuando la visitamos estaba cerrado.

Puruba

A 24 Km. del centro en sentido norte. El acceso es por camino de tierra en muy mal estado, con muchísimos pozos, de unos 2 Km., que está a la altura del Km. 34 de la BR 101. Al final de camino se encuentra la pequeña Villa de Puruba (a la cual llegan los buses locales) en donde es posible dejar el auto estacionado.

A pocos metros del final de camino nace una pequeña trilha que da acceso a la margen del río Puruba. Para llegar a la playa hay que cruzar el cauce del río. Esto no significa ningún problema porque allí mismo se encuentra el barquero que se ocupa de trasladar a los visitantes (de forma gratuita) hasta la playa. También es posible cruzar el río caminado cuando el cauce aún está bajo.

El barco que cruzan el Río tiene estos horarios: 07.00 a 11:00 y 13:00 a 17:00.

La playa es de aguas relativamente tranquilas, arenas blancas y blandas que se expanden con una leve inclinación desde el mar hasta el lugar donde comienza a erigirse la exuberante vegetación nativa del lugar. A pesar de ello es muy difícil obtener sombra debajo de ella debido a la espesura de la misma.

Dado que la playa está delimitada por el río Puruba es posible contemplar el encuentro de las aguas del río con las del mar. Una visual sencillamente bella, el río y el mar separados por la arena blanca y la vegetación del bosque atlántico.

También en el lugar hay unos bellos manglares. El entorno natural de esta playa define un escenario salvaje espectacular, casi exótico diría yo.

Allí hay un solo quiosco de venta de comidas y bebidas que está ubicado donde se inicia la playa, junto al río.

Estaleiro do Padre/Ubatumirim

El río Ubatumirim divide la hermosa bahía del mismo nombre en dos playas. Una de ellas se denomina Estaleiro do Padre y la otra Ubatumirim.

Yendo desde el centro hacia el norte se encuentra Ubatumirim y luego de pasar el río está Estaleiro do Padre. Desde la BR 101 es posible acceder a cualquiera de las dos playas.

El camino secundario que lleva a Ubatumirim es de tierra y está prácticamente en las mismas condiciones de deterioro que la mayoría de este tipo de vías de acceso a las playas. Cuando llueve los pozos, en muchos casos de gran tamaño se llenan de agua por lo que pasar por sobre ellos en el auto resulta como mínimo muy arriesgado. Este camino tiene varias bifurcaciones que conducen a distintos puntos de la playa.

En nuestro caso llegamos a la playa tomando el camino secundario que conducía a Estaleiro do Padre. Dicho camino, también de tierra, es relativamente corto y para no ser menos que su “compadre” tiene muchos pozos.

Siguiendo el camino es posible llegar en auto hasta la playa misma e incluso conducir a lo largo de toda su franja de arena firme y oscura.

La extensa playa está rodeada de vegetación. Las aguas del mar son claras y muy calmas, prácticamente sin olas, por lo que es ideal para ir con niños.

Tiene muy linda vista, tanto hacia el mar como hacia la imponente “Serra do Mar”.

Sobre la derecha de la playa, cerca del río, hay unos cuantos bares, quioscos y también hay campings.

Cuando la marea aún está baja es posible cruzar de una playa hacia la otra caminando sin problemas. Ya en horas de la tarde el cauce del río sube y el cruce solo puede ser hecho a nado.


Foto: praia de Almada

Almada/Engenho

Ubicadas a 34 Km. del centro a la altura del Km. 13 de la Río – Santos. El acceso es a través de una vía secundaria de un par de kilómetros de extensión, asfaltada y en estado regular, que tiene muchas curvas y excelentes panorámicas. En el trayecto se encuentra el “Mirante da Xica” en dónde es posible detener y aparcar el coche para tomar muy buenas fotos de la bahía de Ubatumirim y de las diversas islas que desde allí se divisan.

Almada es una pequeña y bella playa, de arenas claras y mar muy calmo, ideal para ir con niños. Cuenta con varios árboles, que imagino deben ser centenarios, que producen muy buena sombra para resguardarse de los rayos del Sol.

A pesar de estar alejada del centro es muy frecuentada. Tiene buena infraestructura, ya que cuenta con algunos quioscos de playa y bares, estacionamiento y duchas.

Almada y su vecina Praia do Engenho están separadas por unas rocas costeras. Sobre la izquierda de Almada hay una escalera que permite el acceso fácilmente a Engenho.

Las características de Engenho son las mismas que las de Almada con la diferencia que allí se establecen la gran mayoría de las residencias y casas de veraneo del lugar.

Llegando a la mitad de la playa nace el camino que lleva a Praia brava de Almada.

Da Fazenda

La playa está ubicada dentro del Parque Estadual da Serra do Mar – Núcleo Picinguaba. Por tanto para llegar a ella se debe tomar el camino de ingreso al parque, a la altura del km. 11 de la BR 101, que como la gran mayoría de los caminos secundarios a dicha ruta no está en un muy buen estado.

Al llegar a la sede del parque es posible dejar estacionado el coche dado que no se puede llegar hasta la playa en él. Desde el estacionamiento, siguiendo el camino, a unos 200 metros, está la playa.

La playa es extensa y de mar relativamente calmo de aguas limpias y arenas claras. No tiene ningún tipo de infraestructura comercial y la afluencia de público es baja.

Para los amantes de la naturaleza y la tranquilidad este es un lugar excepcional, una verdadera joya natural. Da Fazenda está inmersa en un escenario de belleza natural totalmente preservada, cercada por el bosque atlántico y los manglares.

Sin dudas el punto alto de este paseo por el litoral norte de Ubatuba es contemplar, literalmente, el encuentro del bosque tropical atlántico con el mar.

Es la primera vez en mi vida que visito una playa con un excelso verde césped junto a la arena, ¡verdaderamente increíble!

Picinguaba

El acceso está ubicado en el km. 7 de la BR 101. El camino secundario que lleva a la villa es relativamente corto, sinuoso, y con un asfaltado no muy bueno.

Desde este camino se obtienen unas espectaculares vistas panorámicas de la praia da Fazenda que imperiosamente hay que fotografiar.

La playa es muy tranquila, poco frecuentada, con una estrecha franja de arenas claras y de aguas verdes y calmas. Sobre la arena se aprecian una cantidad considerable de canoas, botes y otros tipos de embarcaciones.

Es la característica playa de la villa en la que vive la colonia tradicional de pescadores que aún hoy mantienen sus históricas costumbres. No obstante es posible apreciar algunas casas de veraneo.

Quizás no sea la opción más adecuada llegar hasta allí si uno pretende sentarse en la arena y disfrutar de la pequeña playa; Picinguaba es un lugar que bien vale la pena para ir de paseo, conocerla y ver cómo viven los pobladores locales.

Nosotros, cuando visitamos el lugar tuvimos la suerte de presenciar cómo un pueblerino construía su barco en el fondo de su casa. ¡Imperdible!

Sobre el final de la playa se ubican los barcos que realizan la travesía hasta la Ilha Das Couves. Una buena opción de paseo es visitar Picinguaba y realizar la travesía hasta la isla.


Foto: cachoeira do Prumirim

Cachoeiras

Como ya es sabido Ubatuba es un destino que cuenta con una gran cantidad de “cachoeiras” o cascadas de agua dulce.

Durante nuestro viaje visitamos dos de ellas. La de Prumirim (quizás la más famosa cachoeira de Ubatuba); y la de Escada.

Prumirim

Es la “cachoeira” más visitada de Ubatuba. Está ubicada a 17 Km. del Centro, por la BR 101 en el Km. 30. Allí hay un cartel de señalización, de color marrón, que indica la existencia de la cascada.

Se accede a ella muy fácilmente dado que está ubicada junto al puente sobre el río Prumirim, justo al costado de la ruta Río – Santos (es posible dejar estacionado el auto al costado de la ruta). La cascada se forma desde una naciente de agua que está enclavada en medio de la Mata Atlántica que va descendiendo por la sierra.

La cascada cuenta con 3 “pozos” de agua (o “quedas” como también las llaman por allí), los cuales se pueden alcanzar sin problemas. El primero es el que se divisa ni bien se desciende desde la ruta hacia la cascada, y dónde el agua fluye con mayor fuerza. Por tanto también es la parte más peligrosa de la cascada. Para alcanzar el segundo pozo hay que descender por una pequeña trilha de unos pocos metros. En este lugar, que es prácticamente plano y no empinado como el primero, se forma una excelente piscina de agua sumamente limpia y sobre la derecha (mirando hacia el puente) encima de las originan entre las rocas algunos espectaculares “jacuzzis”. Si se continúa descendiendo por la trilha unos pocos metros más se llega a la tercer “queda”. Este pozo es el más grande de los 3, el más profundo, y donde también el agua genera una fuerte correntada. Sobre uno de los árboles que están ubicados en el margen de la cascada hay atada una larga piola que es utilizada por los visitantes como columpio para luego de efectuar alguna pirueta zambullirse de cabeza en el agua.

La cachoeira de Prumirim es un lugar que no se debe dejar de visitar. Los baños de agua dulce que uno puede tomar allí son ¡espectaculares! Cómo muchos han dicho la cachoeira “te lava el alma”.

Da Escada

Está ubicada casi en el límite con la ciudad de Paraty.

El nombre de “escada” está dado por las inmensas rocas que tienen degradaciones similares a “escalones” por sobre los cuales el agua cae desde lo alto de la sierra.

El acceso a la cascada se da a través de un pequeño bar de venta de comidas y bebidas (sobre la mano izquierda si se viene desde Ubatuba). Una vez que se ingresa al bar, hay un pequeño puente que da acceso a la cascada. Allí hay una escultura de una mujer reposada sobre un banco enclavada sobre las rocas.

A diferencia de la cachoeira de Prumirim, la de Escada no es un lugar para ir a tomar un baño sino para conocer y ver otro tipo de cascada, y aprovechar para deleitarse con los exquisitos pasteles fritos (de queso y calabresa) que por 4 reales te venden en el local.

Paseo a Paraty – Rio de Janeiro

Paraty dista unos 71 km. del Centro de Ubatuba. Desde Lázaro son unos 86 km.

Nosotros fuimos en auto y demoramos cerca de hora y media en llegar hasta el centro histórico luego de transitar este tramo de la Río – Santos que tiene muchas curvas, subidas y bajadas, y muy bellos paisajes.

Al entrar a la ciudad y al ir acercándonos al centro histórico pudimos percibir el mayor moviendo turístico que tiene Paraty en relación a Ubatuba.

Aparcamos el coche prácticamente al lado del puente que cruza el río Perequé Açú y nos dirigimos inmediatamente hacia el centro histórico.

Recorrimos sus calles empedradas, apreciamos las distintas Iglesias y visitamos algunas tiendas y comercios locales en un día de calor agobiante.

Paraty es un lugar hermoso, muy pintoresco y su centro histórico se recorre muy fácilmente.

Consideramos que con un par de horas ya es suficiente para visitar y conocer lo más interesante de la parte histórica de Paraty, no obstante sugerimos quedarse, como mínimo, una noche, para contemplar el atardecer y ver caer la noche allí y poder disfrutar a pleno de la célebre suba de la marea en la que se inundan sus calles empedradas.

Debido a que nosotros nos acercamos hasta allí en uno los días de mayor calor y con nuestro hijo pequeño, optamos por no realizar ninguna de las excursiones en barco que se ofrecen en el lugar. Una pareja de argentinos que conocimos en la Ilha de Prumirim, que había realizado una de las excursiones, nos alertó que en éstas se visitan diversas playas, muy lindas por cierto, pero uno está constantemente expuesto a los rayos del Sol y decidimos no arriesgarnos a tener inconvenientes con el niño. Conocer las playas de Paraty y también de Trindade ya es una cuenta pendiente que saldaremos en un futuro viaje.

Lluvias

Al igual que lo que sucede con el transporte el tema de las lluvias en Ubatuba merece un párrafo aparte.

Sin ser un gran conocedor de Brasil, considero que para este destino es donde mejor se aplica la sección del Blog “La angustia de saber qué tiempo hará”.

Desde que conocimos la existencia de Ubatuba y comenzamos a “estudiarla” como potencial destino de vacaciones no paramos de escuchar y sobretodo leer que allí llueve muchísimo.

Igualmente decidimos viajar aceptando de antemano que el clima, conjuntamente con los “malditos borrachudos”, eran las dos grandes “contras” (por llamarlos de alguna manera) de este destino.

Durante nuestro viaje conversamos sobre el tema “lluvias” con Claudemir y con otros veraneantes asiduos de Ubatuba (sobretodo paulistas).

Según Claudemir, que vive allí hace más de 10 años, generalmente si llueve en la noche, al día siguiente difícilmente llueva. Si bien el tema del clima no es “una ciencia exacta” pudimos comprobar personalmente que la teoría de Claudemir se cumplió, al menos durante nuestra estadía. “Pablo, tiene que llover esta noche para que el cielo se limpie y mañana salga el Sol fuerte”, decía Claudemir y dicho y hecho.

También nos indicó que las tormentas comienzan a formarse luego del mediodía, por eso todos los locales aprovechan a disfrutar de la playa desde temprano en la mañana. Esta afirmación también la pudimos corroborar.

A nosotros las lluvias nos trataron así:

Jueves 14/02 – sin lluvias
Viernes 15/02 – sin lluvias
Sábado 16/02 – lloviznas desde las 18:00 hs hasta las 20:00 hs
Domingo 17/02 – lluvia desde las 14:00 hs hasta las 22:00 hs.
Lunes 18/02 – sin lluvias
Martes 19/02 – sin lluvias
Miércoles 20/02 – sin lluvias
Jueves 21/02 – sin lluvias
Viernes 22/02 – lluvias fuertes y tormentas desde las 14:00 hs hasta la medianoche
Sábado 23/02 – lluvias dispersas desde las 13:00 hs hasta las 20:00 hs.
Domingo 24/02 – sin lluvias.

El día viernes 22 la tormenta nos agarró en la ruta (cerca de Itaguá) y tuvimos que detener el auto por la cantidad de agua que caía. No teníamos casi visibilidad al tiempo que los truenos y relámpagos eran algo impresionante. Los estruendos eran asombrosos, el cielo rugía fuerte, lo que nos provocó la percepción de estar literalmente dentro de la tormenta.

Como verán salvo por esta gran tormenta y algún día más que llovió levemente, la mayoría de los días fueron sin lluvias, por lo que pudimos disfrutar a pleno de las hermosas playas de Ubatuba.

Aclaramos también que según algunos de los muchos paulistas con los que conversamos en las diversas playas nosotros “tuvimos suerte” con el clima. Ellos nos manifestaron que hacía mucho tiempo que no había un mes de febrero con estas condiciones climáticas de permanente Sol en Ubatuba.

Mosquitos

Ubatuba, no solo es sinónimo de “lluvias” sino también de mosquitos “borrachudos”.

Otro tema crucial para nosotros, al momento de tomar la decisión de viajar o no a Ubatuba, fueron, precisamente, los “malditos borrachudos”, cuyo hábitat natural se enmarca en toda la región del litoral paulista (Costa dos Alcatraces, São Sebastião, Ilhabela, Ubatuba)

Independientemente del cuidado al respecto que debíamos tener para con nuestro niño, habíamos escuchado y leído muchas opiniones, totalmente desfavorables, acerca de las consecuencias de las picaduras del mosquito en cuestión también en personas adultas.

Incluso anteriormente a este viaje, y luego de conversar largo y tendido con Tony sobre el tema mosquitos, habíamos desechado la posibilidad de visitar Ubatuba para evitar los potenciales inconvenientes que podríamos llegar a tener producto de las picaduras.

Para nuestra suerte, durante toda nuestra estadía en Ubatuba, y luego de haber visitado más de una decena de playas, en el Norte y en el Sur, nuestro hijo no recibió picadura alguna. Sí, ninguna.

No obstante nosotros sí fuimos merecedores de la “cordial bienvenida” que nos dieron estos mosquitos. Las pocas picaduras que sufrimos, en su totalidad en la parte baja de las piernas (de la rodilla hacia abajo), para nosotros fueron totalmente soportables, y no tuvimos problemas asociados de ningún tipo.

De acuerdo a nuestra experiencia podemos afirmar que las consecuencias en la piel (dolor, comezón, hinchazón, etc.) producto de las picaduras depende de cada persona. En mi caso no tuve picazón, ni alergias, dolor, nada. Ahora, en cambio a mi suegra las picaduras sí le provocaron picazón, más allá que ella, como describí anteriormente, las consideró totalmente tolerables.

La picadura deja una pequeña marca de color oscuro, similar a un punto negro, y junto a ella se forma una pequeña aureola de color rojizo. Al pasar el tiempo esta aureola va desapareciendo y solo queda perceptible el pequeño punto, que precisamente es el lugar en donde “picó” el mosquito. Obviamente, con el paso del tiempo el punto también desaparece.

Quizás lo más desagradable de la picadura, y por qué no decir asombroso, es que ésta es totalmente imperceptible. Nosotros nos dábamos cuenta de que habíamos sido picados cuando mirábamos nuestras piernas y veíamos correr un pequeño hilito de nuestra sangre desde cada una de las picaduras.

Dejamos claro que a pesar de usar repelente (de la marca de las 3 letras; una vocal y dos consonantes que se repiten) igual sufrimos picaduras.

A continuación les menciono las playas en las cuales notamos presencia del mosquito.

• Puruba (fue el lugar donde notamos mayor actividad de los “borrachudos” y por ende donde más picaduras recibimos, al punto tal de que decidimos retirarnos del lugar)
• Almada (aquí también, aunque en mucho menor medida que en el caso de Puruba, el mosquito está “presente”)
• Prainha do Alto (escasa presencia de mosquitos)
• Estaleiro do Padre (divisamos algún mosquito pero no sufrimos picaduras)
• Da Fazenda (vimos mosquitos en la entrada al Parque Estadual, más no en la playa)
A propósito, otros lugares que en la Web se decía que tenían presencia de mosquitos “borrachudos” y que nosotros no pudimos corroborar dado que no vimos ni sufrimos picaduras son: Prumirim (cachoeira, playa e isla), Itamambuca y Do Félix.

Seguridad

Respecto de la seguridad en Ubatuba podemos decir que no tuvimos inconvenientes de ningún tipo y tampoco observamos problemas con otros turistas.

La gran mayoría de las playas son muy seguras debido a que el acceso a muchas de ellas se realiza a través de condominios privados. Incluso en las playas más agrestes, de “acceso libre”, no sentimos sensación de peligro alguno.

Quizás la zona más “complicada” podría ser el Centro, a la noche, porque hay un poco más de movimiento en las calles y comercios, donde transitan mucha gente local y turistas.

En fin, si uno es precavido, como debe serlo hoy día en cualquier lugar del Mundo, seguro no tendrá problemas.

Otras opciones de alojamiento

Recorriendo Ubatuba vimos una innumerable cantidad de ofertas de alojamientos (casas, apartamentos, condominios, posadas), ya sea en Lázaro, Enseada, Itaguá, Centro, Praia Grande, Toninhas, etc. Teniendo disponibilidad de tiempo y de contar con un coche creo que es posible visitar el lugar sin reserva y conseguir muy buenos precios.

Opinión personal sobre Ubatuba

Ubatuba es un destino de playa excelente. Sin ser un amplio conocedor del “continente” brasilero dudo que exista algún otro destino con una variedad considerable de playas, para todo tipo de gustos. Hay playas para familias, para surfistas, para ecoturismo, para el descanso, para el “agite”, urbanas, agrestes, con amplia infraestructura, sin ella, etc.

Incluso, más allá de no tener la “fama” y el “glamour” de otras grandes ciudades de Brasil y/o más turísticas, cuenta con buena infraestructura hotelera, bares, restaurantes, comercios, ferias, opciones de entretenimiento (como por ejemplo el Projeto TAMAR o el Aquario de Ubatuba) y paseos.

Además Ubatuba se encuentra muy cerca de otros destinos también encantadores como Paraty, Trindade y Caraguatatuba que bien pueden visitarse haciendo base en ella.

Un sinfín de playas, trillas, islas, cascadas, vegetación exuberante, fauna diversa, panorámicas fabulosas por doquier, hacen de Ubatuba un lugar sencillamente hermoso que bien vale la pena conocer.

aeropuerto de Congonhas
26 marzo 2014 – 5:22 am | Comentarios desactivados

Despegando en el medio de la ciudad, vista de la pista del aeropuerto de Congonhas desde la ventanilla del avión a punto de comenzar el despegue.

vendedor japonés
19 marzo 2014 – 3:40 pm | Comentarios desactivados

Un venerable anciano japonés explica las virtudes de su limpiador de lenguas a una cliente en la feria de Liberdade.

tranvía de antaño
26 febrero 2014 – 4:43 am | Comentarios desactivados

El tranvía de otra época en un mural en la Vila Madalena de São Paulo.

interior del Auditorio do Ibirapuera
29 enero 2014 – 4:51 am | Comentarios desactivados

Una vista del hall de entrada del Auditório do Ibirapuera, diseñado por Oscar Niemeyer.

marco zero
22 enero 2014 – 4:38 am | Comentarios desactivados

El “marco zero” de São Paulo, el lugar en el que empiezan a contar todas las carreteras que parten de la ciudad. En la Praça da Sé, en el centro de São Paulo.